26 febrero 2013. Artículo. Prensa. El Comercio. es

Asturias contará en 2015 con su primer edificio ecológico y autónomo

Ubicado en Gijón, producirá su propia electricidad por medio de recursos renovables y realizará una gestión eficiente del agua

Asturias contará en 2015 con su primer edificio ecológico y autónomo

Ramón Van Riet Gutiérrez, ayer, antes de intervenir para explicar el proyecto. :: MARIO ROJAS

Cuando Ramón Van Riet, socio director de SvR Ingenieros, tomó ayer la palabra en la jornada ‘Proyectos europeos en eficiencia energética en la edificación’ lo hizo con la intención de dejar bien claro que «es posible construir un edificio que sea totalmente autónomo energéticamente». Este ingeniero industrial destacó ante los asistentes al acto, organizado por la Fundación Asturiana de la Energía (Faen), el Consorcio Tecnológico de la Energía de Asturias y EDP, que el parque tecnológico de Gijón contará en 2015 con un bloque de oficinas de tres plantas que no necesitará conectarse a la red eléctrica para funcionar.

Será el primer edificio totalmente eficiente de la región y producirá su propia electricidad por medio de recursos renovables. Para ello, utilizará paneles fotovoltaicos, una minicentral eólica y echará mano de la biomasa. En este último apartado, señaló Van Riet, «se están barajando combustibles ecológicos». Y los beneficios para el medio ambiente no terminan ahí. Se ha diseñado, asimismo, una infraestructura que permite aprovechar la lluvia y realizar una gestión eficiente del agua. «No se va a desaprovechar ni una gota», destacó el ingeniero, responsable del programa europeo ‘The Autonomous Office‘ (‘La Oficina Autónoma’).

Además de los beneficios ecológicos, las compañías que decidan mudarse a estas instalaciones también conseguirán mejorar su balance económico. «Existen varios estudios que demuestran que los edificios de estas características aportan a las empresas un aumento de la productividad de entre el 7% y el 18%», resaltó Van Riet.
El proyecto, que está cofinanciado por la UE, echó a andar el pasado uno de junio y se prevé que esté terminado el 31 de diciembre del año 2015.

La empresa asturiana TSK llevará las riendas de esta innovadora construcción y cuenta como socios con Biogas Fuel Cell, Onyx Solar Energy, Tecnologías y Equipos para el Medio Ambiente (Teqma) y Faen.

Más Info