Antecedentes

foto_principal

El sector de la construcción representa el 40-45% del consumo de energía en Europa así como la mayor proporción en el uso de los recursos naturales, tanto por el uso del suelo como por la extracción de materiales.

El uso de la energía, la generación de residuos líquidos y sólidos, transporte de materiales de construcción y el consumo de materiales peligrosos son otros ejemplos de impactos ambientales negativos de este sector.

Por estas razones, la construcción ofrece el mayor potencial para la eficiencia energética en Europa. Sin embargo, faltan iniciativas encaminadas a abordar cuestiones mundiales del entorno construido desde una perspectiva de ciclo de vida.

La escasez de agua y la contaminación son también grandes retos para la construcción urbana.

El IPCC sobre “Agua y Cambio Climático” ha informado que la disponibilidad y calidad el agua será una de las principales problemáticas de las sociedades y del medio ambiente debido al cambio climático. Existen sistemas automatizados que ofrecen un enfoque interesante para administrar mejor los recursos.